Hechizo

Bajo el claro de luna, cita a la cual llegué a ciegas, solo con tu mirada como brújula. No aparté mi vista de tu pupila dilatada, excitada; en éxtasis me encuentro ante esta situación. Nunca antes había tenido conocimiento sobre tu existencia, sin embargo me embrujaste al instante en que traspasaste el umbral de mi puerta. No sabía de ti pero para ti yo lo era todo. Inmersos dentro de un paisaje de fantasía, sólo logré detenerme debido a un cálido abrazo tuyo. Un beso y eso tuve para fusionarme, para saber que tú eras mi complemento existencial, extracorpóreo, y ahora nos encontrábamos juntos, absortos lejos de todo un mundo de rostros.

Luego del beso, nuestras miradas se volvieron a cruzar, pero ahora ya no con ese desconocido efecto hipnótico, ahora sabía la causa de tal acto. Ahora sé que tu eras aquello por lo cual mi vida tuvo sinsabores y desventuras, todo y todos para poder llegar a consumar ese hechizo que lograría nuestro encuentro y la fusión de nuestras almas.

Nada nunca fue realmente en vano, bajo ese hechizo te seguiré esperando.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s