Influjo del flujo. Divinidad.

Ser normales. Nunca fui normal. Me parece patético mi ser. Soy un esperpento, lo sé. Mis padres orgullosos están de Su creación. Me detesto. Tartamudeo, dejando claro mi influjo del flujo. La divinidad me llama. Toca a mi puerta, me pide que abra. De prisa. Rápido. Momento fugaz. El momento en que todos los momentos concuerdan y me dicen el por qué de mi existencia. Nacer. Crecer. Reproducirse. Morir. Cíclico. Mis hijos y los hijos de mis hijos. Por los siglos de los siglos. Amén.  Nombre pagano. Existencia maldita, fe católica. Nacer, morir. Dualidad. No sé que es aquello que ocupa mi pensar. Tal vez su perfume. Su barba me excita. Hoy lo vi probando las mieles de otro ser. No me interesa, nunca mío fue. Será. No lo sé. Estoy sola. Mi Padre sigue llamando a mi puerta.El Padre de todos los hijos. El hijo del hombre. Divinidad hecho carne. Verbo divino y divino verbo que me alienta y me toma de la mano en este eterno valle de lágrimas. Te amo. El hombre que siempre amaré tendrá barba. No me interesa. El complejo de Electra, así se llama mi padecer. Detesto aceptarlo. Afronto mi realidad.

Buenas Noches.

The girl with kaleidoscope eyes.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Del oscuro, desde el alma...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s