Reflexiones a propósito de un jueves

Cuando todo inicia detrás de la puerta, luego de tanto insistir. Lo que nunca llego a ser, salvo un anhelo, se escapa, como el humo de un cigarrillo. Y no se consumió lo suficiente. Vuelta de página; las nubes se amontonan en el cielo que cada vez se vuelve más y más lejano. Más que nunca y más que todos.

  Un sueño dentro de otro, en donde todo era. Y seguía siendo. Donde nada importa, donde se entona una canción con toque de eternidad. Es por Su director. A lo lejos. Cerca. En el lecho de siempre, desértico. En un lugar desconocido. Lejos del reloj.

  Suena la realidad, dando gritos a oídos que se niegan, por naturaleza, a ella; pero que su único logro es la caricia de la rutina. El sol. El desayuno. Luego, despierto. Porque luego existo. Porque no soy. Y cuando me niego, soy.

 

Vuelta de página. De vuelta al golpeteo cardíaco, luego de tanto esperar.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s