Sonrisa

Lo he creado, en mi mente. Esculpo su sonrisa cada mañana, porque la busco a tientas antes de ir a dormir. Esos dientes perfectos, alineados con mi suerte; dientes que predicen mi futuro. Voraces. Bestiales. Trastocan mi interior cuando llego y me confieso ante ellos, como cordero al matadero. No hay objeción ni resistencia: por un instante, me entrego.

Luego de un rato, se esfuman. Eso dientes reales se funden en mi paladar anhelante de un néctar desconocido. Esperado. Una cosecha que no está lista, que prueba mi paciencia. Por eso, cada noche me recuerda el cobijo de una sonrisa que me espera, aunque sea en sueños.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El fin

No es fácil despedirse de una persona tan familiar. Su sonrisa, su manera de mirar y de responder, a balbuceos, a las preguntas cotidianas: ¿cómo estás?, ¿en dónde nos veremos luego? Y otras trivialidades por el estilo. La costumbre mata, pero promete una resurrección. O quizá en su muerte radica el colirio rutinario, que nos hace rumiar en la repetición día tras día.

El compás bien marcado al inicio de semana es, por demás, aterrador. Cada minuto cobra vida, una factura que incrementa. Y estamos a mitad de semana. Las máscaras van danzando alrededor de los pasillos, se sientan en los mesa bancos: el espectáculo ha comenzado. Desayuno, comida, y una cena a regañadientes, entre cuartillas que preferiría leer en otro tiempo, cuando mi mente recupere su estado anterior al del fin de semestre. Desdicha: la madrugada es larga y la mañana parece estar diseñada para cualquier escenario absurdo.

Mientras, en el transcurso de la vida, el ritmo acelera de andante a allegreto: es el regreso a casa.

Luego, nada diferente. El mismo ritmo en otra tonalidad. 

Al final, no es tan desagradable, porque las despedidas nunca parecen terminar.

Anoto: 

La literatura es peor que la belle dame sans merci, esa mujer amada y temida por los simbolistas. Cuando se le hace trampas, cuando siente que se la utiliza para usos espurios, su venganza suele ser feroz. (El arte de la fuga, Sergio Pitol)

 

No lo sé. Ahora, estoy en un juego entre el tiempo y esa bella dama. Un juego que no va a mi favor.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

“Ruiseñores de nuevo”

a la payita

en el gran cielo de la poesía/mejor dicho/
en la tierra o mundo de la poesía que incluye cielos/astros 
                    dioses/mortales
está cantando el ruiseñor de keats/siempre/
pasa rimbaud empuñando sus 17 años como la llama de amor viva de 
                    san juan/

a la teresa se le dobla el dolor y su caballo triza 
el polvo enamorado francisco de quevedo y villegas/
el dulce garcilaso arde en los infiernos de jJohn donne/
de césar vallejo caen caminos para que los pies de la poesía caminen/

pies que pisan callados como un burrito andino/
baudelaire baja un albatros de su reino celeste/
con el frac del albatros mallarmé va a la fiesta de la nada posible/
suena el violín de verlaine en la fiesta de la nada posible/recuerda 

que la sangre es posible en medio de la nada/
que girondo liublimará perrinunca lamora/y 
girarán los barquitos de tuñón 
contra el metal de espanto que abusó a apollinaire/

oh lou que desamaste la eternidad de viaje/
el palacio del exceso donde entró la sabiduría de blake/
el paco urondo que forraba en lamé la felicidad 
para evitarle fríos de la época/

roque dalton que trepaba por el palo mayor de su alma y gritaba
                    “Revolución”
y veía la Revolución y la Revolución era la sola tierra firme que veía/
y javier heraud que fue a parar tiernísimo a la selva/
y abrió la selva de la boca con su torrente claro/

y el padre darío que a los yanquis dijo no/
como sandino dijo no/
y el frente amplio de la poesía y de la guerra les volvió a decir no/
y nicaragua brilla en su ejercicio de amar/

martí yendo y viniendo por el aire con los muertos queridos
que vió volar como una rosa blanca/
¿no ves a mis compañeros volar por el aire ochenta años después?/
¿estás despierto par que sigamos diciendo no?/

¿los muertos se ponen pálidos como magdalena cuando amasaba
sus panes con más lágrimas que harina?/¿hasta que venga el día?/
¿día enque toda américa latina subirá lentamente?/
¿amorosamente?/¿navegando como hacen mis planetas del sur?/

ahora canta el ruiseñor del griego al fondo de los siglos/
pasa walt whitman con el ruiseñor al hombro cantando en paumanok/
pasa el comandante guevara a hombros del ruiseñor/
pasa el ruiseñor que se alejó de la vida callado como burrito andino

en representación de los que caen por la vida/
pasa la luna de rosados dedos/
pasa safo abrigando al ruiseñor
que canta/canta/canta/

 

Juan Gelman (1930-2014)

 

http://palabravirtual.com/index.php?ir=ver_voz1.php&wid=177&p=Juan%20Gelman&t=Ruise%F1ores%20de%20nuevo&o=Juan%20Gelman

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Fuera de casa I

Solías sentirte como exiliado, como extranjero. Como el judío errante. En la diáspora. Han pasado tantos años y tus pies no conocen el descanso. Te han desconocido. El reloj sigue su curso, y tú ordenas la mortaja, cada noche; calientas el café matinal. Ningún ojo te ha visto, pero te sientes juzgado. Nadie te ha escuchado, pero todos te nombran. Y sus voces resuenan en tus oídos. Y sus dedos son como flechas. 

Tranquilo, es el ansiolítico de todos los días. No te preocupes, estás en una linda jaula.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Regalo

Todos me recomiendan usar una agenda. Mi mente ha envejecido, lo reconozco. La rutina, el hastío y demás, le quitan el ser al humano, dejándolo a la deriva. A pesar de sus ataduras. No es como saltar de un bongee, lo cual parece extraordinario. El ser, nunca existió. Al menos, no en el siglo XXI. Si me permiten concluir, 21 años son los suficientes que necesita mi mente como para fallar, olvidar una fecha importante o la cartera, o las clásicas llaves. Son diez para las once de la mañana de un miércoles, y debo salir a comprar una agenda. ¡Qué bueno que sólo será un regalo! Sin moño, frío y lejos de toda frivolidad: una  advertencia del paso del tiempo, la necesidad de encapsularlo.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

And in the end/…

And in the end/the love you take/is equal to the love/you make…

Beatles

Deja un comentario

enero 8, 2014 · 4:44 pm

Récord Guinness: Casi 1.700 bailan Riverdance en Dublín

Innisfree

En el baile han participado bailarines de todas las edades. En total casi 1.700 personas, han logrado en Irlanda un nuevo récord Guinness bailando una danza tradicional: el River Dance. Lo han conseguido sobre el puente de Samuel Beckett, en los alrededores del río Liffey.

Liderando la hilera de bailarines se encontraban Jean Butler y Moyles Padraic, miembros del River Dance durante más de una década. El protagonista dijo que la experiencia fue el punto culminante de su carrera. “No hay mejor forma de

Ver la entrada original 81 palabras más

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized